Cada zona del cuerpo y cada tipo de piel tiene unas características específicas y cada sistema de depilación distintas prestaciones. Si conoces todas las formas de depilación puedes escoger entre una u otra para que el resultado sea satisfactorio, sin irritaciones ni molestias innecesarias en cada zona del cuerpo. De hecho, la gran mayoría de las personas que se depilan utilizan diferentes métodos, en función de la zona del cuerpo.
Si no sabes que es lo que más te conviene nuestro equipo te informará y te aconsejará sobre el método de depilación perfecto para ti.

Si quieres que la depilación te dure un poco más, elige un método que arranque los pelos de raíz. Puedes depilarte tú misma o acudir a un centro de belleza. El mayor inconveniente de estos métodos es que tienes que esperar a que el vello haya crecido un poco para poder quitártelo. Tienes varias opciones:


Depilación con Cera Fría
- Cera tibia: Al no ser cera del todo caliente, es un buen método para mujeres con problemas circulatorios, arranca el vello de raíz, dura más y evita la aparición de capilares rotos.

Depilación con Cera Caliente
- Cera caliente: Es el método de depilación clásico, el más popular, el vello tarda más en crecer, crece mucho más fino y se va debilitando.

Depilación Eléctrica
- Depilación Eléctrica: Antes era la más duradera para acabar con el vello. En número de sesiones depende de la intensidad que se utilice, el tipo de pelo a eliminar y la persona. Consiste en introducir una aguja en el poro hasta llegar a la base de pelo y soltar una pequeña descarga que acaba con el folículo piloso. Puede acabar con el vello de forma eficaz y funciona bien en zonas pequeñas.

Depilación Láser
- Depilación Láser o Fotodepilación: La definitiva. El vello contiene melanina, que es lo que le da color. Cuando el haz de luz, con una determinada longitud de onda e intensidad, interacciona con el vello, la energía es absorbida por la melanina transformándose en calor, produciéndose la destrucción del vello sin afectar a los tejidos. Como el láser sólo actúa sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficiente para el vello blanco o muy claro. Existen varios tipos de láser usados para la depilación que actuarán mejor sobre un tipo de vello u otro.